Cuidados del Hámster Roborowski

Cuidados del Hámster Común
7 noviembre, 2019

Cuidados del Hámster Roborowski

Hámster Roborowski

Es un hámster enano de cola corta y tiene el pelaje de tonos amarillo y marrón. Tiene un bigote llamativo. El hámster Roborovski o hámster del desierto, es un pequeño roedor que proviene de Mongolia, Rusia y el norte de China. Su hábitat natural está representada por desiertos arenosos y zonas semiáridas. Excava cavidades subterráneas de casi dos metros de profundidad, en las que almacena alimentos. Es un roedor de apenas 14-20 g de peso y suele medir unos 5 cm de modo que si decides tenerlo en casa, no es aconsejable que lo toquemos sino que suele recomendarse ya que puede asustarse e incluso podemos hacerle daño, de modo que es mejor que lo dotemos de una buena jaula y procuremos una buena alimentación y cuidados, como los pasos que ahora te indicamos.

Cuidados del hámster roborowski

Lo primero de todo para que sepas cómo cuidar de un hámster roborowski será hablaros que al ser tan pequeños puede que hayas pensado comprar más de uno y lo cierto es que no será una mala idea. Los hámsters roborovski viven mejor si se mantienen en parejas, siempre que los animales se junten cuando aún son jóvenes. De hecho, si un hámster adulto está acostumbrado a vivir solo, seguramente atacará a otro sujeto introducido en su jaula.

Por otro lado si decides tener una pareja de este tipo de hámsters será bueno que sean macho y hembra, ya que sin son del mismo sexo pueden pelear y atacarse mutuamente.

Al ser tan pequeños, son animales algo complicados de coger, ya que puede que quieran escapar y te sea imposible atraparlos, pero nunca debes cogerlo ejerciendo demasiada fuerza.

En caso de una mordedura, uno tiene el instinto de retirar bruscamente la mano; Este gesto puede tener graves consecuencias porque puedes arrojar al hámster y causarle lesiones graves. En realidad, estos hámsters son demasiado pequeños para causar daños con sus mordeduras.

La dificultad de manipular estos roedores los hace inadecuados para los niños pequeños, que solo deberían mirarlos a tientas. Después de manipular o cuidar el hámster, es recomendable lavarse bien las manos.

Por último, los hámsters no deben vacunarse, pero es bueno hacer una visita inmediatamente al veterinario después de la compra y los controles regulares dos o tres veces al año.

La jaula

En lo que respecta a la jaula adecuada para los hámsters roborowski, estos roedores no deben mantenerse en jaulas normales de hámster, ya que pueden pasar a través de espacios muy pequeños y huir; en su lugar, deben mantenerse en jaulas con paredes lisas, de plástico o plexiglás.

La jaula debe ser segura, a prueba de fugas, robusta y fácil de limpiar. Debe ser lo más espaciosa posible para garantizar el bienestar del pequeño roedor. No debe haber ningún elemento que pueda dañar al hámster, como puntas afiladas o bordes afilados.

Se debe colocar un material absorbente y no tóxico en el fondo de la jaula. Puedes utilizar heno suave, pellets de aserrín, pellets de papel reciclado, astillas de madera o trozos de papel. Se debe evitar la gravilla del gato y el serrín fino.

La jaula debe colocarse en un área tranquila y silenciosa, lejos de corrientes de aire. No debe colocarse frente a una ventana, ya que el calor del sol puede sobrecalentar la jaula y matar al hámster. En invierno no debe estar demasiado cerca del radiador, ya que el calor excesivo dañaría al roedor.

Si tienes perro o gato, es mejor que no se acerquen a la jaula, incluso si la jaula está herméticamente cerrada, ya que pueden volcarla o perturbar o estresar al hámster con su presencia.

En la jaula, la presencia de la rueda es esencial, lo que permite que el hámster realice actividades y la utilice durante varias horas al día. La rueda debe tener un piso sólido, para que las patas no queden atrapadas entre las barras, fracturándose.

Otro accesorio esencial está representado por una pequeña casa o una caja que permita al hámster construir una guarida. Puede dejarle de papel de cocina o papel higiénico para rellenar el nido. El material similar al algodón que se vende en tiendas de mascotas está contraindicado y es potencialmente muy peligroso. Si se ingiere puede causar obstrucciones intestinales fatales; además, se tuerce fácilmente alrededor de las piernas, lo que hace que la circulación se detenga y se pierda la extremidad.

En las paredes de la jaula debe colgarse un abrevadero para beber, porque el hámster siempre debe tener agua fresca y limpia disponible. El agua debe renovarse todos los días, y no cuando la botella de agua esté vacía.

Los hámsters tienden a orinar en un rincón de la jaula, así que podemos aprovechar este hábito para mantener la jaula más limpia. Al colocar un pequeño recipiente con material absorbente en la esquina elegida, es posible que el hámster lo use regularmente como inodoro, manteniendo el resto de la jaula limpia y facilitando la limpieza.

Dentro de la jaula, si es bastante espaciosa, puedes colocar tuberías, cajas, objetos para trepar, ramitas para roer, para enriquecer el ambiente y permitir que el hámster se mantenga ocupado.

La jaula y todos los accesorios deben limpiarse cuidadosamente al menos una vez a la semana, usando primero agua caliente y jabón, y luego un desinfectante para enjuagar cuidadosamente. Además, todos los días deben realizarse pequeñas operaciones de mantenimiento: eliminar los alimentos perecederos (frutas, verduras, otros alimentos frescos), lavar la botella para beber y verificar que esté funcionando correctamente, así como limpiar el área elegida como inodoro.

La alimentación

En cuanto a la alimentación, debes saber que los hámsters son omnívoros: en la naturaleza se alimentan de alimentos de todo tipo, tanto vegetales como animales (plantas, semillas, tubérculos, insectos, frutas), incluso si son principalmente granívoros, es decir, tienen preferencia por las semillas.

En cautiverio es importante proporcionar una dieta variada y equilibrada, y no limitarse a un solo tipo de alimento (por ejemplo, una mezcla de semillas). Los alimentos envasados deben contener entre 16 y 20% de proteínas y entre 4 y 5% de grasa, y también deben incluir una porción de proteínas de origen animal. La dieta ideal está representada por la alimentación específica en pellets, o por pellets para ratones y ratas, pero no es fácil de encontrar.

Alternativamente, puedes ofrecer mezclas de cereales sin azúcar (como granola o cereales integrales para el desayuno sin azúcar), verduras frescas (diente de león, ensalada, zanahorias, brócoli, etc.) y cocidas (frijoles, etc.). y una pequeña parte de fruta.

La dieta debe complementarse con una pequeña cantidad de proteína animal: huevo cocido, carne magra cocida, atún sin Aceite, queso fresco, yogur, una croqueta para perros.

A los hámsters les encanta hacer pequeñas comidas frecuentes durante el día, por lo que siempre deben tener alimentos disponibles, pero solo debe administrar diariamente la cantidad de alimentos que se consumirán durante el día, para evitar que el animal elija solo los bocados más bienvenidos descuidando el resto A los hámsters les encanta almacenar alimentos, por lo que cada mañana debes eliminar los alimentos frescos que no se hayan consumido antes de que se echen a perder.

Call Now ButtonLlama ahora